Isabel Rangel: Claves para responder al bebé que solo quiere estar en brazos

La psiquiatra infantil Bowlby desarrolló una teoría sobre el apego, e indicó que entre los ocho y nueve meses de vida tiene lugar en el desarrollo del bebé un fenómeno que llamamos angustia de separación. Dicho elemento se ve vinculado con una figura principal de apego, como una necesidad primaria.

Isabel Rangel-Claves para responder al bebé que solo quiere estar en brazos-1 - copia

Este es el momento en que algunos papás mamás se sienten inseguros porque los bebés empiezan a demandar más su presencia o reclaman con más frecuencia sus brazos. A consecuencia de ello muchos comienzan a cuestionarse a sí mismos como padres.

Desde esta situación la sociedad empieza a decir diferentes consejos que en muchas ocasiones no se deben de escuchar: “déjalo llorar”, “no lo cojas tanto” y la frase que con más frecuencia se repite “cuidado se va a acostumbrar a los brazos”.

Es un error pensar que tenemos que enseñar a los niños a estar sin sus papás para fomentar su independencia. Alrededor de los 14 meses el infante será capaz de entender que sus padres siguen existiendo aunque no los pueda ver, por eso no es bueno ni conveniente dejar a los niños llorar y mucho menos durante este periodo de tiempo.

De esta manera, no lograremos que sean independientes sino todo lo contrario. Este es un proceso que lejos de ser perjudicial, es un momento fundamental para la maduración integral del niño, no debemos entenderlo como un problema.

Para establecer una base segura en la relación con nuestro bebé, es necesario que en este momento cubramos sus necesidades físicas y emocionales. De esta manera, será más fácil crear un vínculo sanofuerte y seguro con sus hijos.

Cuando los niños se sienten amenazados y hay falta de respuesta afectiva, hay sufrimiento emocional. Si se deja llorar a los bebés solo aprenden a cerrarse ante situaciones de angustia prolongada y dejan de crecer, sentir, y confiar (Henry y Wang 1998).

Isabel Rangel-Claves para responder al bebé que solo quiere estar en brazos-2

Si los brazos de mamá o papá pasan a convertirse en el lugar favorito de un bebé, considéralo algo normal, su demanda no es un problema que haya que solucionar ni tampoco se trata de un capricho, simplemente es una necesidad importante que debemos atender.

Anuncios