Isabel Rangel: ¿Cómo aliviar la dentición en bebés?

La dentición ocurre cuando los dientes empiezan a salir de las encías del bebé. Puede ser frustrante, tanto para el bebé como para sus padres. Pero saber qué esperar durante la dentición y cómo convertir este proceso en algo un poco menos doloroso puede ser de gran ayuda.

Los dientes de un bebé empiezan a desarrollarse en el útero. Mientras el embarazo se desarrolla la base de lo que serían sus dientes de leche, aunque estos se encuentran dentro de las encías.

Aunque la dentición puede empezar tan pronto como a los 3 meses de edad, lo más probable es que se vea que el primer diente del niño empieza a despuntar en el borde de sus encías cuando tiene entre cuatro y siete meses.

Isabel Rangel - dientes1.jpg

Los dientes brotan a lo largo de varios meses y a menudo, pero no siempre, en el siguiente orden: primero nacen los dos dientes inferiores del centro, luego los dos superiores del centro, y después los que están hacia los lados y atrás.

SÍNTOMAS DE LA DENTICIÓN

Infortunadamente, para la mayoría de los bebés este proceso no es asintomático. Es muy frecuente que la aparición de los dientes se acompañe de síntomas como:

  • Fiebre
  • Irritabilidad inusual
  • Falta de sueño
  • Babeo abundante
  • Inflamación y dolor en las encías
  • Ganas de morder
  • Falta de apetito

Estos síntomas también pueden presentarse por otras razones, que vale la pena descartar con el pediatra antes de diagnosticar que son los propios síntomas de la dentición.

Isabel Rangel - dientes2

También se puede verificar que el proceso de dentición está comenzando si se observa que sus encías se encuentran hinchadas o inflamadas, o si al pasar un dedo por ellas se nota un pequeño bulto (especialmente adelante del maxilar inferior). Es importante recordar que la diarrea o los estados de congestión y mucosidad no están asociados al proceso de dentición y es motivo de consulta con el profesional.

¿QUÉ HACER PARA ALIVIAR LOS SÍNTOMAS DE LA DENTICIÓN?

  • Darle algo para masticar. Un aro especial para la dentición o un paño húmedo que se haya enfriado un rato en el refrigerador (no en el congelador).
  • Frotar sus encías con un dedo limpio, con suavidad pero con firmeza, para aliviarle temporalmente el dolor.
  • Si el bebé ya es suficientemente mayor como para comer alimentos que puede tomar con los dedos, es propicio ofrecerle algo que pueda mordisquear, como una galleta dura de esas que están hechas especialmente para la dentición. Sin embargo, se debe estar atento para evitar que se atragante.
  • Distracción. El dolor de la dentición es como un dolor de cabeza y causa un bajo grado de incomodidad crónica. Muchas veces se puede aliviar un poco al bebé simplemente haciéndole que se le olvide el dolor. Se puede ofrecer más tiempo personal o darle un nuevo juguete.
  • Acetaminofén infantil e ibuprofeno son buenas opciones para el alivio temporal del dolor, así como los anestésicos tópicos orales, siempre y cuando no excedan la dosis recomendada.
Anuncios